Logo

Headu es un proyecto innovador que aspira a desarrollar las inteligencias múltiples del niño y de la niña. Durante el proceso de aprendizaje y mientras construyen sus habilidades, los niños y las niñas usan su cerebro de diferentes maneras, como si recurriesen a diferentes conjuntos de “recursos intelectuales”.

¿Por qué Headu?

Rivoluzione digitale

Para estar preparados para el futuro en este mundo interconectado, que ha experimentado una revolución digital, tenemos que mantenernos constantemente al tanto del conocimiento a medida que evoluciona. Cada día más la educación tiene que adaptarse a las inclinaciones y los talentos de cada individuo.

Lifelong Playing Headu

Lifelong Playing Headu (LPH), es decir, Aprendizaje durante toda la Vida de Headu, es un método en 3 puntos clave que promueve, estimula y moviliza la inteligencia natural de los niños y de las niñas a través del juego, con dispositivos de aprendizaje divertidos y orientados a la práctica de habilidades fundamentales y útiles que entrenan la capacidad de aprender a lo largo de toda la vida.

Método LPH

Howard Gardner

«No solo una, sino múltiples formas de pensar desde el nacimiento.»
Howard Gardner

En la base se encuentra la idea de que los niños activan no solo una, sino múltiples formas de inteligencias y recurren a diferentes recursos intelectuales cuando aprenden habilidades nuevas (como se sugiere en la teoría propuesta por el psicólogo estadounidense Howard Gardner). Cada niño o niña nace con una combinación única de inteligencias naturales: detectarlas a una edad temprana le permite al educador escoger y desarrollar las maneras de pensar más apropiadas para construir diferentes habilidades.

Desarrollar las inteligencias del niño y de la niña a través de la adquisición de una amplia gama de habilidades esenciales, tanto en horizontal, concretamente, los sistemas simbólicos y de notación primarios y las materias más útiles y emergentes; como en vertical, centrándose en los conceptos fundamentales de cada esfera del conocimiento. skills

Johan Huizinga

«Homo ludens:¡ el juego es instinto, cultura, existencia!»
Johan Huizinga

Usar el juego como medio clave para la adquisición de las habilidades. El juego tiene el potencial para ser la auténtica fuerza impulsora de las actividades del niño y de la niña, mientras ofrece la posibilidad de promover tanto la adquisición de un conjunto de habilidades concreto como el acceso a inteligencias específicas.

Descubre las inteligencias

En este contexto, el psicólogo estadounidense Howard Gardner habla de dos formas de inteligencia – intrapersonal e interpersonal – como de las dos caras de la misma moneda: inteligencia personal o emocional. La inteligencia intrapersonal se ve en individuos que son conscientes de sus propios estados emocionales, sentimientos y motivaciones. Tienden a ser decididos en la toma de decisiones, son buenos alcanzando objetivos, conscientes de sus fuerzas y debilidades y, en general, capaces de dirigir su vida de una manera efectiva. Indicios de una tendencia hacia la inteligencia intrapersonal en los niños y las niñas pueden ser la capacidad de comer, vestirse y cuidar de su higiene personal autónomamente, o hacer los deber sin necesidad de que un adulto se lo recuerde. La inteligencia interpersonal se observa en personas hábiles valorando los sentimientos, las emociones, los miedos, los deseos y las intenciones de quienes los rodean: este tipo de personas trabaja bien en equipo y suelen ser buenos líderes. Los niños sociables tienen esta inclinación, interactúan naturalmente con adultos y pares y suelen proponer y organizar actividades en grupo.

La inteligencia lingüística es típica de la gente que usa una selección de palabras amplia y variada de forma creativa, expresándose clara y apropiadamente tanto por escrito como oralmente. Aprenden fácilmente palabras nuevas, son extraordinarios oyentes, pueden distinguir rápidamente entre diferentes registros lingüísticos y están acostumbrados a pensar sobre el lenguaje. Algunos bebés muestran esta habilidad cuando solo tienen pocos meses y, puesto que el lenguaje verbal es un importante medio de comunicación, los adultos suelen identificarlo rápidamente.

La inteligencia musical emerge en la habilidad de las personas que tienen “buen oído” para reconocer el tono de los sonidos, las estructuras harmónicas y los cambios en el tono y el timbre, y para reproducir o inventar ritmos. La música es muy importante para las personas con esta clase de inteligencia, no pueden vivir sin ella, de ahí que ¡la música se convierta en un elemento fundamental de sus vidas cotidianas! Los niños y las niñas con inteligencia musical muestran un talento natural hacia uno o varios instrumentos musicales y el canto desde muy jóvenes.

La inteligencia corporal-kinestésica pertenece tanto a gimnastas y bailarines, como a deportistas y actores, por no hablar de orfebres y artesanos; en otras palabras, es la habilidad de controlar y coordinar los movimientos de uno mismo, y poseer una amplia gama de gestos, mimetismo y gran destreza. Hablando más en general, esta es la inteligencia de las personas con un buen control físico: puede observarse en niños y niñas con un buen equilibrio y una gran coordinación del cuerpo, que muestran un talento hacia las tareas manuales, usan bien el lenguaje verbal y tienen aptitud hacia los deportes.

La gente con una gran inteligencia visual-espacial percibe y recuerda con facilidad tanto formas simples como complejas, el aspecto de los objetos y tiene un sentido de la orientación espacial muy bueno. Además, una buena inteligencia visual-espacial se observa en aquellos que son capaces de visualizar mentalmente cosas y situaciones sin ningún estímulo visual. Esta inteligencia es reconocible en niños y niñas con buena memoria para los detalles, que pueden crear composiciones figurativas y orientarse fácilmente en lugares nuevos.

La inteligencia lógico-matemática es dominante en aquellos individuos que pueden realizar cálculos rápidamente y resolver problemas usando el razonamiento inductivo y deductivo. Es típico de personas que tienen buenas capacidades de resolución de problemas, que pueden organizar el mundo de una manera esquemática, pensar ideas abstractas y que son capaces de generalizar conceptos. Los niños y las niñas que son buenos haciendo cálculos mentales, que clasifican objetos, reconocen las relaciones entre las cosas y se expresan de manera concisa poseen inteligencia lógico-matemática.

La inteligencia naturalista es una peculiar conciencia de la naturaleza, el medioambiente y los seres vivos. Esta conciencia da como resultado la capacidad de reconocer y clasificar un gran número de especies, etc, en el mundo a nuestro alrededor. Los científicos poseen este tipo de inteligencia, como también algunos miembros de tribus primitivas capaces de distinguir múltiples aspectos y formas del mundo natural. Los niños y las niñas con este tipo de inteligencia muestran un profundo interés por los fenómenos naturales, los animales y las plantas.

Accetto l'utilizzo dei cookie. Informazioni